¿Por qué quiero algo más o diferente a lo que ofrece la vida cotidiana? La cabala expresa esta pregunta de la siguiente manera: ¿Cómo emerge el deseo por una fuerza mayor?

La humanidad se ha desarrollado a lo largo de muchas vidas: en primer lugar con deseos sólo por comida, familia, sexo y refugio, después, a través de diversas etapas de desarrollo: la riqueza, el poder, el honor y el conocimiento.

En la primera etapa de desarrollo, los deseos por comida, familia,  sexo y refugio son sólo deseos de una persona. Incluso un individuo totalmente aislado tiene estos deseos y trata de llenarlos. Los deseos son condicionados por la influencia de la sociedad (deseos de riqueza, poder y honor) que surgen en la etapa siguiente.

Posteriormente, el deseo por conocimiento aparece. Las ciencias prosperaron cuando se dispusieron a descubrir de donde viene todo, para encontrar nuestras raíces. Este deseo de conocimiento, sin embargo, todavía reside sólo en el marco de nuestro mundo.

Sólo en la etapa siguiente el ser humano siente el deseo por conocer el verdadero origen, su esencia, el significado de la vida. “¿De dónde vengo?” “¿Quién soy yo?” “¿Qué soy?” Estas preguntas causan molestias y problemas en la persona.

Los seres humanos son por naturaleza egoístas. Todos nuestros deseos son auto-motivados y anhelan ser llenados. Nos presionan, literalmente, controlan cada uno de nuestros movimientos. La altura del egoísmo en nuestro mundo es el deseo por ser llenado con el conocimiento de algo por encima de nosotros.

¿Cuál es la fuente de los deseos y cómo parecen? La fuente de los deseos es el sufrimiento. Pasar de un tipo de deseo a otro sólo ocurre bajo la influencia del sufrimiento. Si estoy en un estado de equilibrio, entonces me siento cómodo y todo está bien. A continuación, aparece un nuevo deseo, y siento que falta algo. Ahora quiero experimentar algo nuevo, así que empiezo a tratar de satisfacer este deseo … y este proceso sigue repitiéndose. En otras palabras, siempre estoy corriendo detrás de nuevos placeres.

Hemos nacido en este planeta, vivimos y morimos intentando satisfacer nuestros incontables deseos. Sólo después de muchas vidas podemos alcanzar el estado en el que un deseo es todo lo que queda: el deseo de alcanzar nuestro origen, el significado de nuestras vidas. Una vez que este deseo finalmente aparece, todo lo demás parece innecesario y sin sentido. Una persona que sufre depresión, sensación de vacío emocional y espiritual, como si nada en este mundo pudiera traerle felicidad. La vida parece sin sentido y carente de algo real … “¿Cuál es el propósito de mi vida?” “¿Por qué existo?”

Estas son las preguntas que hacen llevar a la gente a la Cabalá.